El Barça abraza a Abidal en su adiós

30.05.2013 09:02

Eric Abidal recibió el cariño de todos sus compañeros

Ha sido un adiós muy emotivo, de esos que impiden desgranar las palabras y los sentimientos. Muchas circunstancias se juntan en esta momentánea marcha. Va más allá de un hasta pronto profesional, de un cambio de club, de poner fin a una carrera profesional.

Abidal mira hacia adelante después de dejar atrás una terrible enfermedad y un trasplante del hígado. Y Abi no ha estado sólo. Toda la plantilla al completo, Tito Vilanova, sus ayudantes y muchos directivos (Moix, Freixa, Guinovart, Bordas) le acompañaron sentados en las primeras filas. Hubo aplausos, lágrimas e incluso algunas bromas, esa fina ironía que siempre gasta el bueno del francés.

Pero el momento más entrañable fue al final. No fue una sardana de celebración. Esta vez no, pero se le pareció mucho. Abi bajó del escenario y fue dando un abrazo a cada jugador, a cada componente de la plantilla uno a uno. Empezando por Piqué y siguiendo con los capitanes Puyol, Iniesta, Xavi y Valdés y después el resto con Messi a la cabeza. El mismo ritual con todos. Un abrazo, una palmada en la espalda. Algunos más largos, como al doctor Medina, quien ha estado tratándole y mimándole todo el tiempo que ha durado su enfermedad junto con el doctor Pruna, algunos más emotivos, como a los fisioterapeutas Munill y Brau cuando las lágrimas se le caían sin disimulo.

A sus compañeros también se les ha observado profundamente tocados y entregados. Un momento muy reconfortante. Abi se va pero seguramente volverá. El Barça le ha marcado para siempre. A él y a su familia. Se va y Neymar ya sabe a qué vestuario llega. Una auténtica pinya. Ya le explicarán el significado. El presidente Sandro Rosell animó a la gente a que llenar el Camp Nou. Seguro que será la mejor entrada de la temporada.