Marinos con el viento a su favor

08.07.2013 07:47

Tienen grandes opciones de titularse en Caracas. Actualidad deportiva proporcionada por www.liderendeportes.com

Marinos de Anzoátegui hizo lo que tenía que hacer. Defendió su cancha al lograr barrer a Cocodrilos de Caracas en los dos primeros juegos de la final de la LPB que se efectuaron en el gimnasio Luis Ramos.

El conjunto oriental fue superior en la mayoría de las facetas del juego y de allí que pudiera acreditarse los dos triunfos.

En el primer partido se vio a un Marinos jugando suelto y con mucha agresividad en defensa para controlar las acciones desde el inicio hasta el final. El equipo pudo sacar una abultada diferencia en el primer tiempo (19 puntos), gracias a que obligó a su rival a perder 12 pelotas en ese tramo y con eso le bastó, aunque en el cierre, Cocodrilos logró maquillar el resultado.

En ese choque inicial el aporte de los suplentes del Acorazado (Robert Battle, Raúl Orta, Miguel Marriaga, Ernesto Mijares y Leo Cappare) fue importante. Cuando entraron mantuvieron la intensidad y terminaron con una producción de 20 unidades.

En el juego dos la cosa fue distinta, el encuentro fue reñido durante los 40 minutos debido a que Cocodrilos hizo ajustes. El entrenador Néstor Salazar se la jugó al sentar al base Carl Elliott para incluir al alero Ryan Forehan-Kelly.

El coach pudo hacer ese movimiento debido a que el armador Jesús Centeno, quien había tenido una semana de inactividad por una pubalgia, tomó la decisión de actuar.

Con Centeno en la conducción y Forehan-Kelly acompañando a Andre Emmett en la ofensiva las cosas fluyeron mucho mejor para los capitalinos. De hecho tuvieron el triunfo a la mano pero una pérdida de balón faltando 25 segundos, luego se tradujo en un triple de Leon Rodgers que volteó el tanteador.

“Las dos derrotas los pone en una situación difícil psicológicamente, ellos son los que deben recomponerse”, comentó el entrenador de los anzoatiguenses, Henry Paruta.

Efectivamente los capitalinos ahora están obligados a ganar mañana en el Parque Naciones Unidas para mantener sus aspiraciones de coronarse. De lo contrario caerían en un bache de 0-3 del que difícilmente podrán levantarse.

La clave para que Cocodrilos pueda levantarse es mantener la concentración y tratar de jugar más colectivo. Hasta ahora en la serie el equipo no ha podido tener un buen control de la bola y tampoco ha podido correr. Emmett en el segundo juego anotó 35 puntos, 20 en el último cuarto, pero es necesario que involucre más a sus compañeros. Aparte de él ningún miembro del conjunto tomó más de seis disparos.

Por su parte, Marinos en lo choques en la capital debe mantener su efectiva rotación de jugadores y el nivel defensivo para seguir sumando victorias.

“Hay que continuar trabajando, tenemos que ir con el mismo compromiso y hacer lo nuestro, estar agresivos. Les hemos ganado 7 juegos seguidos (el último de la ronda regular, los cuatro de la semifinal y estos dos), es difícil mantener esa racha pero hay que tratar de continuarla”, indicó Leon Rodgers.