Miguel Cabrera es el papá de la Liga Americana

20.05.2013 19:36

Si bien es muy temprano para hablar sobre el tema de la triple corona, Miguel Cabrera lo ha puesto en el tapete a  fuerza de batazos. El aragüeño es actualmente el líder en average de la Liga Americana, en incogibles, en rayitas remolcadas y en porcentaje de embasado; además, ocupa el "top ten" en la mayoría de los departamentos de ataque. El antesalista ligó el pasado viernes de 4-3 en la victoria de los Tigres de Detroit 2-1 sobre los Rangers de Texas y de un plumazo elevó su average en 10 puntos. 

Cabrera busca convertirse en el primer pelotero en ganar tres títulos de bateo al hilo desde que lo hiciera Rogers Hornsby en la década los 20. Aunado a eso, ningún pelotero de Detroit había conectado 62 hits en sus primeros 40 juegos de zafra, desde George Kell con 64 en 1950. Por si fuera poco, subió a .509 (de 53-27) su promedio con hombres en posición anotadora, el más elevado de ambos circuitos. 

"Él es un hiteador difícil", dijo Nick Tepesch, el novato derecho que abrió el viernes por los texanos. El rookie perdió la batalla las tres veces que enfrentó al venezolano. Le conectó sencillo en el primero, tercero y quinto episodio. "Le dejé una curva en todo el medio", dijo sobre el último turno, cuando Miguel sentenció el cotejo con un doblete. Cabrera ha estado pegando hits en los últimos cuatro encuentros y en mayo promedia para .397.

Actualmente Miguel Cabrera es líder de la Liga Americana en promedio (.373), hits (63) y remolcadas (42).

Arde la Nacional
Pero no solo Cabrera está haciendo estragos en la gran carpa, desde inicios de zafra Gerardo Parra se ha convertido en un pilar fundamental de la ofensiva de los Cascabeles de Arizona. El de Santa Bárbara del Zulia era hasta ayer colíder en hits con Jean Segura, de los Cerveceros de Milwaukee, e igualmente compartía la vanguardia en dobles con otros cuatro paleadores. 

En solo dos ocasiones este mes se ha ido en blanco y su promedio en mayo es de .367, en casa liga para .345 y en la carretera .308.

Marco Scutaro no ha dejado de golpear la bola y actualmente (sin incluir el juego de ayer) tiene una seguidilla de 16 partidos pegando al menos un hit, está a cuatro encuentros de igualar su marca personal. Su compañero, Pablo Sandoval, no se queda atrás y, pese a los problemas en el codo, está entre los más remolcadores del viejo circuito. El viernes Carlos González llegó a la decena de jonrones por quinta vez en su carrera, es el tercero que da el marabino esta semana. Tiene 14 juegos multihits este año, en los cuales Colorado posee marca de 12-2.