Piden garantías de seguridad

25.06.2013 14:52

Ante la inminente protesta masiva que se espera este miércoles previo al partido entre Brasil y Uruguay, la fiscalía exige garantías para los manifestantes.

El Ministerio Público brasileño exigió "garantías para la seguridad" de quienes pretenden protestar contra la Copa Confederaciones en Belo Horizonte, en el marco del partido que mañana disputarán Brasil y Uruguay por la semifinal del torneo.

"Se ha pedido que se respete el derecho a la protesta y se vele por la seguridad de los manifestantes", dijo un portavoz del Ministerio Público de Minas Gerais, cuya capital es Belo Horizonte.

La fuente también admitió que los movimientos sociales que se convocaron las protestas han "sugerido" que "el partido se cancele" si las autoridades no garantizan el "derecho a la manifestación y la seguridad", aunque subrayó que esa propuesta no fue presentada por la fiscalía a las autoridades de la ciudad.

Según los movimientos sociales que organizan las protestas contra el gasto público en la Copa Confederaciones y el Mundial de 2014, la manifestación de mañana en Belo Horizonte puede congregar a más de 100.000 personas.

La FIFA no se ha pronunciado sobre el clima previo al partido entre Brasil y Uruguay, pero anunció que las puertas del estadio Mineirão se abrirán cuatro horas antes del encuentro y no tres, como ha ocurrido en otros choques de la Copa Confederaciones.